Plagas Peninsula

Plagas más atroces de la Península

En Permacultura Íbera hemos buscado algunas de las plagas más voraces que tenemos en nuestro territorio a Noviembre de 2017. Algunas existen como consecuencia de nuevos insectos procedentes de Asia. Otras como consecuencia del estrés que sufre nuestra vegetación, en constante estrés hídrico desde hace unos años. Hoy, las compartimos y os animamos a que compartáis las soluciones que conozcáis u otras plagas activas que os preocupan.

La avispa asiática (Vespa velutina nigrithorax) es, probablemente, la plaga invasora más conocida de nuestro territorio. Procedente de Asia, esta avispa acaba fácilmente con las colmenas de los apicultores, impidiendo la polinización de muchas especies. Se conoce que en Asia, las abejas saben como regularla: cuando aparece la avispa asiática, el enjambre de abejas se sitúa alrededor suyo, incrementando la temperatura a 40 grados y causándole la muerte al atacante.

Oruga defoliadora del boj (Cydalima perspectalis): algunos parques y montes de la Garrotxa han perdido casi la totalidad de sus mejores ejemplares de boj, una especie de crecimiento muy lento. La Oruga, cuyo principal controlador es la avispa asiática, come rápidamente provocando la muerte a los boj atacados. La falta de lluvia y frío y las altas temperaturas de verano impiden que este ejemplar esté más sano de lo que debería.

El mayor peligro para nuestra biodiversidad y producción agrícola es, sin duda, el Ébola del olivo y almendro (Xylella fastidiosa). Procedente de California, esta bacteria afecta a cultivos comerciales como la vid, el olivo, el almendro, el ciruelo, el melocotón y el limonero así como otros que no producen frutos, como el laurel, y a especies forestales y autóctonas. Por ahora se está investigando cómo afrontarla y algunos ecosistemas biodiversos y resilientes también han sido afectados.

La avispilla del castaño (Dryocosmus kuriphilius), como su nombre indica, es terrible con el cultivo del castaño. Procedente también de China, esta la hembra de esta avispilla deposita sus huevos, que puede hacer sin la participación del macho, en los brotes de los castaños. Cuando las larvas eclosionan, no se desarrollan inmediatamente, sino que crecen a la siguiente primavera, cuando comienza el desarrollo de los brotes del árbol. Es entonces cuando las larvas inducen la formación de las agallas y emergen de ella como adultos. Las agallas se secan y vuelven leñosas, pudiendo resultar muy dañinas para el árbol.

Para terminar, y no por ello menos temible, la plaga del escarabajo tomicus (Tomicus destruens) que afecta principalmente a pino y que conlleva la muerte a todos los ejemplares atacados. Se ha visto que la debilidad del pino como consecuencia de las consecutivas sequías, es una de las causas más importantes para que la plaga se dé. Las autoridades ya han previsto la tala de miles de ejemplares para prevenir el avance, pero a día de hoy tiene difícil solución.

Como veis, estamos en un momento complicado climatológicamente y nuestra vegetación se está resintiendo por ello. Vamos a tener que buscar soluciones a dichas patologías y plagas para poder afrontar los próximos años. Seguro que conocéis más plagas, os animaos a compartirlas aquí en los comentarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a la barra de herramientas